El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

lunes, 21 de marzo de 2011

Una madre revive a su hijo con besos y caricias


Dios revive al alma por el don de su Amor, la gracia.

El caso de esta madre, quien con su amor revive a su hijo, es una imagen de cómo Dios revive a un alma muerta por el pecado, con el don de su Amor, la gracia.



Una madre australiana contó la increíble historia de cómo acariciando a su bebé lo recuperó de la muerte.

Los médicos les dijeron a Kate y David que el pequeño Jamie Ogg no tenía ninguna posibilidad de sobrevivir dado que nació a las 27 semanas de gestación y su peso era muy bajo. La hermana gemela del niño, Emily, había sobrevivido. Pero, después de luchar durante 20 minutos para conseguir que Jamie respirara, los profesionales lo declararon muerto.

Los médicos entregaron el cuerpito a sus padres, para que se despidieran en privado. Pero después de dos horas de estar sobe el pecho de su madre, quien le hablaba y lo acariciaba, milagrosamente empezó a mostrar signos de vida.

Después de recibir leche materna del dedo de su madre, él comenzó a respirar con regularidad.

Normalmente, los bebés prematuros son enviados a terapia intensiva pero a éste lo entregaron porque creían que había muerto.

“Él no se movía en absoluto y comencé a hablarle. Le dijimos cuál era su nombre y que tenía una hermana”, relató la mujer.
Jamie tenía movimientos bruscos de vez en cuando pero los médicos dijeron que eran actos reflejos.

“Después sentí que se movía como si estuviera asustado, entonces empezó a jadear más y más regularmente. Poco tiempo después abrió los ojos. Fue un milagro”, completó.

“Le dije a mi madre, que estaba allí, que él todavía estaba vivo. Luego tendió la mano y agarró mi dedo”, recordó emocionada.

En ese momento el médico regresó. Le puso un estetoscopio, escuchó el pecho de Jamie, sin poder creer lo que ocurría.

David, en declaraciones a la televisión australiana, dijo: “por suerte, tengo una muy fuerte e inteligente mujer. Ella actuó por instinto”.

Los médicos no quisieron hacer declaraciones a la prensa./dailymail.co y solitariogeorge.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada