El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

sábado, 18 de agosto de 2018

Marcos Peña, abortista


Marcos Peña, abortista.

IPPF: la primera experiencia piloto en Argentina consiguió que el 91% de las adolescentes embarazadas aborte

19 Julio, 2018
Hoy desde El Disenso te mostramos los resultados de la primera experiencia realizada en Argentina, con financiamiento de IPPF, en un centro de Salud Pública, que tuvo el “éxito” de lograr que el 91% de las participantes decida interrumpir su embarazo.
De julio 2009 a marzo de 2010, en el Hospital Argerich se llevó a cabo una “experiencia en reducción de riesgos y daños en salud sexual y reproductiva en el marco de la atención integral de adolescentes, con igualdad de género y promoción de derechos” en la que a través de consejerías se brindó asesoramiento a adolescentes embarazadas. Esta “experiencia” seleccionado por la doctora Mirta Roses Periago desde la OMS, contó con dos actores principales: la “Fundación para la Salud Adolescente del 2000” (FUSA 2000) que no es otra que Casa FUSA (IPPF – International Planned Parenthood Federation en Agrentina) y el Departamento Materno Infantil Juvenil – Servicio de Adolescencia del Hospital Argerich, cuyo Jefe de Servicio era en ese momento el Dr. Enrique Berner (entonces Director de Casa FUSA) y la Coordinadora General era la Dra. Sandra Vázquez (ayer tesorera y hoy Presidente de Casa FUSA).
 
La experiencia abarcó a 75 pacientes adolescentes embarazadas que se acercaron a consultar al Departamento Materno Infantil Juvenil – Servicio de Adolescencia del Hospital Argerich a cargo de los responsables de Casa FUSA. De las 75 jóvenes:
  • 7 decidieron continuar con el embarazo
  • 68 decidieron utilizar misoprostol para la interrupción
  • 5 requirieron internación
  • El 93% era la primera vez que abortaba
  • El 78% realizó la consulta en el 1º trimestre de gestación
  • El 57% se embarazó por no haber usado método anticonceptivo
  • El 40% se embarazó por un uso incorrecto del método anticonceptivo
  • No se registraron complicaciones infecciosas en el post aborto
El “éxito” de la consejería de Berner y Vazquez, seleccionada por Periago como ganadora del concurso, fue avasallante: logró que el 91% de las pacientes decidiera abortar su proceso de gestación.
La “experiencia” realizada en 2009, mientras Mauricio Macri era Jefe de Gobierno, y fue sostenida económicamente por un convenio tripartito entre el Ministerio de Salud de la Nación, FUSA 2000 e IPPF, cuya finalidad es “contribuir a que disminuya la mortalidad materna en el país“. Específicamente, desde julio de 2009 y por el término de dos años también entró en vigencia el convenio con IPPF de “Implementación y Expansión de Servicios Integrales de Salud Sexual y Reproductiva en Argentina”. Su objetivo es fortalecer internamente nuestro modelo de reducción de riegos y daños y replicarlo en tres centros de la red asistencial pública del área metropolitana.
Para que quede claro: IPPF fue la organización que puso el dinero para que se realizara esta “experiencia” en la que el consejo de los “profesionales involucrados” (profesionales del Argerich y directivos de FUSA) logró como resultado que el 91% de las adolescentes embarazadas que se acercaron a consultar, decidiera abortar.
El documento se refiere a esta implementación dentro del sistema de salud pública argentino como un “modelo de reducción de riesgos y daños” y hacen la salvedad de aclarar que “Nuestra tarea es sólo de información y asesoramiento y no de indicación de algún método, ya que si lo hiciéramos, estaríamos actuando en contra de lo que las leyes vigentes establecen“. El Código Penal es claro y especifica en el artículo 86 que “Incurrirán en las penas establecidas en el artículo anterior y sufrirán, además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo“. ¿Le cabe responsabilidad legal a los profesionales que “aconsejaron” a adolescentes embarazadas que, en un 91% de los casos, decidieron abortar? Esto podría ser un tema de debate.
Siempre de acuerdo al documento, publicado en 2013, Casa FUSA asegura que la “experiencia” ya benefició al 15% de los adolescentes de CABA.
El impacto demográfico de esta y otras experiencias abortistas es evidente.
Según “Estadísticas y Censos” de la Ciudad de Buenos Aires:
  • En el año 2010 (al inicio de esta prueba piloto) nacieron 44.347 niños en la Ciudad de Buenos Aires.
  • Para 2017, la cifra de nacimientos se redujo a 35.021.
  • La tasa de natalidad cada 1000 habitantes bajó en solo 7 años de 14.6 a 11.4, una reducción del 22%.
  • El porcentaje de niños nacidos de madres menores de 25 años bajó de 27,7 a 22,1 en 6 años, en otras palabras, entre el año 2010 y 2016, los hijos de mujeres de menos de 25 años se redujeron de 12.284 a 8.219.
La directora de la OMS que seleccionó esta “experiencia” como “mejor práctica” del 2010 era Mirtha Roses Periago, quien el martes debía presentarse a exponer en el Senado de la Nación, arengando a favor del aborto legal. Desde El Disenso realizamos la investigación “El Aborto es Negocio: Un estimado de casi 14 mil millones anuales para IPPF” en la que referenciamos este estudio y su vinculación con Periago, quien después de hacerse públicos estos datos faltó a su cita al plenario anunciada para el martes 17 de julio.
Cabe preguntarse si los dueños del “Aborto Clandestino” no son en realidad los mismos sujetos que hoy hacen lobby para legalizar SU propio negocio.

A continuación, el documento completo:
(http://www.eldisenso.com/informes/ippf-la-primera-experiencia-piloto-en-argentina-consiguio-que-el-91-de-las-adolescentes-embarazadas-aborte/)

jueves, 16 de agosto de 2018

La ideología de género hace estragos en Alemania: el país aprueba la existencia de una tercera definición de género


En Alemania se podrá optar por un tercer género (AP)


Las personas en Alemania a partir de ahora podrán identificarse como "masculino", "femenino" o "diverso", según una nueva norma aprobada por el gobierno en cumplimiento de un fallo de la máxima corte.

"Es hora de que se modernice una vez la legislación vigente", apuntó la ministra de Justicia, la socialdemócrata Katarina Barley, a cuyo departamento correspondió elaborar el correspondiente proyecto.

En noviembre, la Corte Federal Constitucional decidió que se debe permitir a las personas identificarse en documentos oficiales como una categoría que no sea ni masculino ni femenina, y les ordenó a las autoridades crear una tercera identidad o eliminar la categoría de géneros.

El tribunal falló en una causa en la que un demandante había pedido infructuosamente que su categorización en el certificado de nacimiento fuese cambiada a "inter/diverso" o "diverso". Hasta ahora, la única opción era dejar el género en blanco.
El demandante le mostró a la corte un análisis genético que mostraba un cromosoma X, sin un segundo cromosoma de sexo. Las mujeres tienen dos cromosomas X, mientras que los hombres tienen uno X y uno Y.

La corte falló que las autoridades podían decidir la eliminación de la identidad de géneros en los registros civiles o permitirles a las personas en situaciones similares escoger "otra designación positiva de su sexo que no es mujer ni hombre".

La decisión del gabinete el miércoles de añadir una tercera opción a los registros de nacimientos todavía requiere la aprobación del parlamento. Sin embargo, el vocero del Gobierno, Stefen Seibert, dijo que espera que ese trámite se concrete rápidamente de manera que para principios de 2019 la disposición podría entrar en vigor.
Se estima que en Alemania hay aproximadamente 80.000 intersexuales, algo menos del uno por ciento de la población.

Con información de AP y EFE



Fuente: https://www.infobae.com/america/mundo/2018/08/16/alemania-aprobo-la-existencia-de-una-tercera-definicion-de-genero/

lunes, 13 de agosto de 2018

El Pueblo Argentino se puso de pie para defender la vida por nacer

Informa es.news:



(...)
Políticamente, el proyecto de legalización del aborto ha sido impulsado todos los años en Argentina a partir del año 2005, con el apoyo fundamental, no sólo ideológico y político sino también financiero, de organizaciones “no-gubernamentales” británicas y estadounidenses -Fundación Ford, Consejo de Población [familia Rockefeller], Fundación Tinker, Federación Internacional de Planificación de la Familia [IPPF], las Fundaciones de la Sociedad Abierta [George Soros] todas ellas propiedades de ese poder plutocrático-, para que organizaciones “no-gubernamentales” nativas difundieran su proyecto antinatalista y abortista, organizaciones nativas que también han contado con el aporte de fondos públicos nacionales y provinciales. En otras palabras: en Argentina, la política abortista ha sido vehiculizada y promovida por intereses imperialistas foráneos, ligados al gran capital financiero internacional, depredador del medio ambiente, concentrador de la economía y especulador improductivo, irradiador de pobreza para la mayoría de la población.

En última instancia, esa era y es la discusión de fondo planteada en el Congreso Nacional, más allá de la ley en cuestión: el sometimiento de la Argentina al plan antinatalista de la plutocracia financiera angloamericana o la afirmación de los valoresculturales, espirituales y políticos que definen la personalidad histórica del pueblo argentino.

Es por eso que desde que el proyecto de legalización del aborto fuera aprobado en la Cámara de Diputados nacional, los pueblos del Interior del país comenzaron a manifestarse públicamente en las calles de sus ciudades y provincias, para hacerle saber a los senadores que los representan que la mayoría del pueblo argentino rechaza todo tipo de iniciativas que pretende institucionalizar políticas públicas basadas en el derramamiento de sangre inocente para edificar una sociedad. Fundamental en estas manifestaciones fue el aporte de los fieles de la Iglesia Católica y de las Iglesias Evangélicas, frente a la incapacidad de las fuerzas políticas de asumir un rol protagónico. En este sentido, la fe popular fue fundamental para afrontar en las calles el embate sutil seudo cultural del imperialismo internacional del aborto, mientras que la valiente y decidida actuación de diversos senadores, de distintas extracciones políticas puso fin al intento legislativo.

En el caso de los profesionales, como médicos, abogados, docentes, politólogos, se produjo la congregación espontánea de muchos de sus miembros, con la intención de institucionalizarse en organizaciones libres de toda injerencia estatal y con el objetivo de tener presencia activa y constructiva en la vida política del país.

Los partidarios del proyecto de la despenalización del aborto -en realidad, de implantación de la pena de muerte- atribuyeron la resistencia de los opositores a la ley a la influencia de la jerarquía de la Iglesia Católica, pero en realidad fue el pueblo fiel creyente, en sus distintas expresiones religiosas y políticas el que honró las tradiciones históricas culturales y religiosas de la Argentina, enfrentando decididamente el proyecto criminal de las internacionales de la muerte. Hubo acompañamiento de las jerarquías religiosas, recién en las últimas semanas, porque inicialmente habían recibido la consigna de “no levantar olas” y dejar la iniciativa en manos de los fieles.

La misma actitud cautelosa adoptaron la casi totalidad de los dirigentes de las organizaciones sociales, para no provocar “divisiones internas” en sus filas.

Queda por ver si esa afirmación de la personalidad del Pueblo argentino y de su libertad frente a los poderes internacionales que la han recolonizado desde el año 1976 puede encontrar un cauce político que le permita forjar y lograr su autonomía política, en el marco de un grave contexto social y económico cada vez más preocupante y de una dirigencia que no está a la altura de lo que hora histórica le reclama.

Éste es el desafío de fondo que enfrenta la Nación Argentina: forjar su destino histórico a partir de sus tradiciones y valores humanistas y cristianos, o someterse a los dictados del imperialismo internacional del dinero y convertirse en una triste colonia del Nuevo Orden Mundial.
Como le dijera monseñor Michael Schooyans al autor de estas líneas, en julio de 1997, en un viaje a Buenos Aires: “en Europa estamos mirando hacia donde marcha la Argentina, hacia donde vaya ella irá toda América… y no estoy hablando sólo de la Iglesia argentina, sino del país en su conjunto”.

El Pueblo argentino se ha puesto de pie para defender la vida. Seguramente América se unirá en torno a este ideal, fundamental para configurar una sociedad libre, justa, soberana y digna.

Carlos Caserio, abortista

La imagen puede contener: una persona, texto

Carlos Caserio, abortista.