El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

miércoles, 24 de septiembre de 2014

La cobardía de algunos políticos solo se equipara a su ineptitud...

Los ciudadanos vuelven a acudir masivamente a la llamada de DAV, 48 horas después de la Marcha por la Vida
La improvisada convocatoria suma una indignación ante la sede central del PP
Arsuaga: "Comenzamos aquí una campaña de alta intensidad para conseguir que Mariano Rajoy no gane las próximas elecciones"
Dra. Joya: "Los españoles dispuestos a demostrar que no permitiremos una traición como la que acaba de cometer”
Un compendio de insostenibles excusas, en parte avanzadas ayer por Rajoy y hoy utilizadas de nuevo por el Gobierno en la sesión de control al Gobierno, que no evidencian sino la dejadez y la incapacidad de quien ya no es más que el discípulo aventajado de Zapatero.
REDACCIÓN HO.-   El Partido Popular ha colgado en su web el 'argumentario' oficial que ha llevado al Mariano Rajoy a decidir la retirada de la reforma de la legislación del aborto que había proyectado, unos motivos -que no razones, sino excusas que siguen sin convencer- que este martes avanzó el propio presidente del Gobierno y que hoy en el Congreso ha utilizado casi al pie de la letra la titular de Empleo, Fátima Báñez, para contestar a una interpelación sobre este asunto, en la sesión de control al Gobierno.
El texto, titulado ¿Por qué el proyecto de Ley del aborto no sigue adelante?" dedica sólo dos frases, las últimas, a la dimisión del ya ex ministro de Justicia Alberto Ruiz-Gallardón y dice que "se trata de una decisión personal y hay que respetar las decisiones personales". "Le agradecemos los años de dedicación en el partido, y en las instituciones en las que nos ha representado", zanjan los 'populares'.
En cuanto a los "argumentos", explican que:
  • El Ejecutivo "ha hecho un gran esfuerzo para buscar fórmulas de consenso" que "no ha sido suficiente, por lo que en este momento no se dan las circunstancias para seguir adelante". Pero, ¿no es suficiente 'consenso' los once millones de votos que ha recibido en las urnas llevando en su programa este compromiso? ¿El propio PP duda de la legitimidad y capacidad del Ejecutivo? ¿Dónde miran, que no ven los cientos de miles de ciudadanos que se volvían a manifestar el pasado domingo en la V Marcha por la Vida? ¿Por qué siguen abducidos por las encuestas de Arriola y de un sector radical de izquierdas y promuerte? ¿Por qué no observan la reacción de los ciudadanos, acudiendo a las sedes del PP 48 horas después de haber tomado las calles por la vida, para mostrar ahora su repulsa a la traición? ¿Busca consenso quien veta? El mandato ciudadano no es el consenso, sino  legislar por la vida. Para ello obtuvo el 'consenso' de una mayoría absoluta de españoles, ahí obtuvo el poder y la legitimidad para cumplir con lo prometido.
  • "Está muy claro que al PP no le gusta la legislación actual: ni su contenido, ni la manera en que fue aprobada, renunciando a buscar cualquier tipo de consenso. Por eso, porque no nos gusta, incluimos su reforma en el programa electoral y recurrimos la ley al Tribunal Constitucional", relata el partido, de forma muy similar a como hiciera el martes Mariano Rajoy.  Reiteramos, ¿qué le impide acabar con la legislación que tanto descalificativo les merece? De esto solo resulta la incapacidad manifiesta que expresa el Gobierno, su cobardía y su nula credibilidad.
  • También en la línea de las "explicaciones" que dio el presidente, señala que el Gobierno "seguirá trabajando y estudiando fórmulas para conseguir una mayor aceptación de la reforma". "No podemos tener una ley que otro Gobierno cambie en el primer momento", dice el texto. Más palabras huecas con las que ya no engañan: como ha manifestado la Dra. Joya, portavoz de Derecho a Vivir, "el presidente del Gobierno demuestra que no tiene capacidad para impulsar un cambio social. No es de fiar porque se reconoce incapaz de aprobar leyes que tengan permanencia”.   
  • "España está en estos momentos en una situación difícil: estamos saliendo de la crisis económica y tenemos ante nosotros enormes retos que a nadie se le escapan y que nos exigen estar los más cohesionados y lo más unidos que nos sea posible. No se dan las circunstancias para seguir adelante con un proyecto que no ha conseguido el consenso buscado", expone el texto de los 'populares'. Más de lo mismo: ¿Es el Gobierno tan insensible que no le parece mucho más difícil la situación de 300 niños abortados cada día en España por una ley inhumana y cruel, que el mismo Ejecutivo reprocha? ¿Es que la crisis económica nos tiene que hacer volver la cara al sufrimiento de tantas mujeres abocadas a la tragedia del aborto, que las marca de por vida? ¿Cómo superar una crisis económica, sin hacer frente a la crisis de valores que es la principal y auténtica ruina total de cualquier sociedad?  
  •  Asimismo, recoge el textual de una de las frases que Báñez ha utilizado en el Congreso: que el aborto "es un asunto de una gran profundidad ética, que divide profundamente a la sociedad y que no se puede despachar con eslóganes, frases hechas, maniqueísmos o ligerezas". "Afecta a las convicciones más profundas y personales de la gente y nadie puede juzgar  los demás", dice el argumentario. Si el Ejecutivo se cree a sí mismo, ¿por qué usa esas frases hechas, cómo la de la fractura social? ¿Es el derecho a la vida un principio innegociable para el PP, o no lo es? Una vez más, dejadez e incapacidad: si hay debate, en ello tiene mucho que ver el que el Ejecutivo hace poco o nada para hacer entender mejor, como es su misión dado que tiene que protegerla, lo que es una evidencia científica: el comienzo de la vida humana desde la fecundación, y con ella merecedora desde ese instante de igual respeto y salvaguarda.
  •  A continuación, el relato de los 'populares' recoge el extracto del programa electoral que les comprometió a cambiar "el modelo de la actual regulación sobre el aborto" y asegura que el Gobierno "modificará la Ley para que las niñas de 16 y 17 años que aborten tengan que hacerlo con el conocimiento y el consentimiento de sus padres" y "antes de fin de año el Gobierno presentará un plan de apoyo a la familia", tal y como avanzó Rajoy. Pero, ¿hasta dónde quieren arrastrar el engaño? ¿Hasta tomarnos por peleles?  Como bien observara ayer desde las mismas filas del PP el senador Luis Peral"No nos han votado para cambiar un artículo de la Ley del aborto de ZP, sino para reforzar la protección del derecho a la Vida"
Con excusas como estas, en definitiva, sólo confirman que este Gobierno ha traicionado a sus electores, al propio partido que lo sostiene y a la sociedad en su conjunto que va a seguir sufriendo una ley inhumana e injusta. El Proyecto Zapatero ha encontrado su mejor discípulo en Mariano Rajoy.
Valga una última evidencia: titulan su compendio de motivos hablando de "proyecto de Ley del aborto". Ni 24 horas han necesitado para evidenciar que nada queda de lo prometido. "¡Por fin una norma no de aborto, sino para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada!", nos vendían. Despreciando ese espíritu, confirman que nada queda para creerles: el Proyecto Zapatero es ahora el Proyecto de Rajoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada