El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

jueves, 12 de marzo de 2015

Increíble, sin palabras: el Parlamento Europeo da vía libre al aborto como "derecho humano"


Aborto en Europa


Votada la resolución Tarabella. Una enmienda intenta frenar la deriva de la “interrupción del embarazo”

Que Dios se apiade de estos genocidas...


Gelsomino del Guercio

El Aula del Parlamento de Estrasburgo aprobó ayer, por una gran mayoría, con 441 si, 205 no y 52 abstenciones, el informe de Marc Tarabella sobre la paridad hombre-mujer. Ha sido aprobada también la parte más controvertida del documento, en la que se subraya la necesidad de garantizar los derechos de las mujeres también a través de un 'acceso ágil' a la contracepción y al aborto.
 
Tarabella abre las puertas al aborto
 
Un pasaje del documento promovido por el parlamentario socialista belga recita textualmente: “El Parlamento europeo insiste en el hecho de que las mujeres deben tener el control de sus derechos sexuales y reproductivos, especialmente a través de un acceso ágil a la contracepción y al aborto; apoya por tanto las medidas y las acciones dirigidas a mejorar el acceso de las mujeres a los servicios de salud sexual y reproductiva y a informarles mejor sobre sus derechos y sobre los servicios disponibles; invita a los Estados miembros y a la Comisión a adoptar medidas y acciones para sensibilizar a los hombres sobre sus responsabilidades en materia sexual y reproductiva”.
 
La resolución, se justifica Tarabella, “no está a favor o en contra del aborto. Se trata de igualdad y de derecho a decidir, que es un derecho fundamental”. El documento va un poco más allá respecto al anteriormente rechazado por el Parlamento en diciembre de 2013 y presentado por la eurodiputada socialista portuguesa Edite Estrela.
 
La resolución Estrela sobre “salud y derechos sexuales y reproductivos” preveía una educación sexual para niñas y niños, la prevención de embarazos no deseados con acceso igualitario a la contracepción y el derecho al “aborto seguro y legal” en Europa. Por tanto, no el derecho a abortar, sino a no morir en un aborto.
 
El compromiso que ha convencido a muchos de los que no apoyaron el informe Estrela a apoyar en Tarabella ha sido una enmienda presentada por el PPE y apoyada en el Aula, que inserta en el informe el subrayado de que la legislación sobre reproducción es de competencia nacional.
 
En el frente antiabortista, la Federación de Asociaciones Familiares Católicas (FAFCE) se había activado estos días, recogiendo 50.000 firmas y declarando su oposición al texto. “Las mujeres piden ayuda, no abortos”, afirmaban, invitando a los parlamentarios europeos a no aprobar la resolución Tarabella y a promover ayudas concretas de apoyo al embarazo.
 
“Para abortar, el camino está despejado – declara el responsable general de la asociación Giovanni Ramonda – el camino es sencillo (normalmente basta un coloquio con un ginecólogo), veloz (el 84,5% de los abortos tiene lugar en las 3 semanas posteriores a la comprobación del embarazo), y completamente gratuito. En cambio, si la mujer sigue con el embarazo, en la mayor parte de los casos no tiene derecho a ayudas, si acaso a limosnas limitadas, y no a una red adecuada de servicios, y sufre muchas presiones de un ambiente familiar y social hostil al embarazo”.
(http://www.aleteia.org/es/salud/articulo/el-parlamento-europeo-da-via-libre-al-aborto-facil-5835989889056768)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada