El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

domingo, 13 de abril de 2014

El Papa alienta a los cristianos a oponerse con firmeza al aborto

En un encuentro con representantes del movimiento provida italiano
Francisco vuelve a recordar que toda vida humana es "sagrada e inviolable"
Todo 'derecho civil' se apoya en el primero y fundamental: el derecho a la vida
Francisco subraya que el bebé aún no nacido es “el ser inocente por antonomasia” y recuerda a todos los cristianos que deben “proteger la vida con valentía y amor en todas las fases”.
REDACCIÓN HO.- El Papa Francisco ha reclamado este viernes a los cristianos que rebatan con la mayor oposición todo "atentado a la vida" sobre todo "inocente e indefensa" y ha concretado que el bebé no nacido "es el ser inocente por antonomasia", durante una reunión con representantes del movimiento provida italiano.
En este sentido, ha apuntado que la vida humana es "sagrada e inviolable", al tiempo que ha subrayado que todo "derecho civil" se apoya en el primer derecho fundamental que es el derecho a la vida, en información recogida por Europa Press.
Por eso, ha recordado a los cristianos que es su competencia este testimonio evangélico de"proteger la vida con valentía y amor en todas las fases" y ha invitado a hacerlo con el estilo de la "cercanía y la proximidad". "Que cada mujer se sienta considerada como persona, escuchada, acogida y acompañada" ha agregado el Pontífice.
Palabras del Pontífice durante el encuentro con los movimientos provida
Francisco recordó durante este encuentro su exhortación apostólica 'Evangelii Gaudi' y también señaló, según recoge la Oficina de Prensa del Vaticano, que ''uno de los peligros más graves a los que está expuesta nuestra época es el divorcio entre economía y moral, entre las posibilidades que ofrece un mercado provisto de cualquier novedad tecnológica y las normas éticas elementales de la naturaleza humana, cada vez más arrinconada. Por lo tanto, es necesario reiterar la oposición más firme a cualquier atentado directo a la vida, especialmente inocente e indefensa, y el nonato en el seno materno es el inocente por antonomasia. Recordemos las palabras del Concilio Vaticano II:'La vida desde su concepción ha de ser salvaguardada con el máximo cuidado; el aborto y el infanticidio son crímenes abominables'.''
''Recuerdo hace tanto tiempo-ha añadido- que participé en una conferencia con médicos. Después de la conferencia los saludé y mientras hablaba con ellos, uno me llamó aparte.Tenía un paquete y me dijo : ''Padre quiero dejarle esto a usted. Son los instrumentosque he utilizado para abortar. He encontrado al Señor, me he arrepentido y ahora lucho por la vida. Y me dio todas las herramientas. Recemos por este buen hombre''.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada