El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

sábado, 23 de agosto de 2014

Dawkins: es ‘inmoral’ no abortar a un Down

PRINCIPAL INTELECTUAL DEL ATEÍSMO
El autor de ‘El gen egoísta’ y ‘El espejismo de Dios’ considera que la eugenesia es un deber moral. Richard Dawkins es un renombrado científico, que ha hecho grandes contribuciones en los campos de la biología evolutiva y la etología. Pero su fama mundial no viene de su labor en el conocimiento de la biología, sino por ser el líder intelectual del ateísmo, en estos momentos.


(La Gaceta/InfoCatólica) Es autor del libro The god delusion, traducido al español como El espejismo de Dios. Y promovió la campaña, en los autobuses de Londres, bajo el lema: «Probablemente no hay Dios, de modo que deja de preocuparte y disfruta de la vida».


Guiado por sus convicciones, Dawkins ha provocado una enorme polémica. Un seguidor suyo le comentó que él se enfrentaría a «un auténtico dilema ético» si la pareja esperase un niño con síndrome de Down. La respuesta del autor ateo, en su cuenta de twitter, fue: «Aborta e inténtalo de nuevo. Sería inmoral traerlo al mundo, si tienes la opción» de no hacerlo.
Una madre de un niño con dicho síndrome reaccionó al comentario de Dawkins diciendo: «Yo lucharé hasta mi último aliento por la vida de mi hijo. No hay dilema». El autor reaccionó diciendo: «No voy a pedir perdón por un solo momento por abordar una cuestión filosófica de un modo racional. Hay lugares para la emoción, pero no son este».

La cuestión filosófica que señala Richard Dawkins no es la del ateísmo, sino la del aborto, de la que él es un gran defensor. Pero no sólo defiende el aborto, sino que lo que está planteando aquí el profesor es una defensa de la eugenesia, una ideología compartida por los grandes personajes del progresismo de finales del XIX y comienzos del XX, y que cayó en descrédito por su aplicación entusiasta por parte de los nacionalsocialistas, en la Alemania de los años 30.
A juicio de Dawkins, no es ya que el aborto sea un instrumento ideal para la eugenesia, es decir, para la mejora de la raza y el deshecho de las personas imperfectas según cierto criterio. Lo que plantea es que la eugenesia es un deber moral de todos nosotros, y por eso permitir el nacimiento de un niño con síndrome de Down es, para él, «inmoral».


Dawkins no está solo, y ha sido apoyado por una pléyade de seguidores. Pero también ha recibido críticas. La Asociación del Síndrome de Down del Reino Unido ha emitido un comunicado, en el que afirma que «las personas con síndrome de Down pueden tener, y de hecho tienen, vidas plenas y gratificantes. También hacen contribuciones valiosas a nuestra sociedad. En la Asociación del Síndrome de Down no creemos que el síndrome de Down deba ser un motivo para abortar, aunque consideramos que cada familia debe hacer su propia elección».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada