El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

jueves, 5 de noviembre de 2015

Suecia evalúa autorizar cambio de sexo a niños de 12 años sin necesidad de autorización de los padres

jóvenes-EFE
Un informe encargado por el Gobierno sueco recomienda que se autorice a los adolescentes de 15 años a cambiar su sexo sin autorización paterna.
La periodista sueca Ingrid Carlqvist ha sacado a luz un informe redactado por una comisión designada por el Gobierno sueco que estudia la posibilidad de legislar a favor de las operaciones de cambio de sexo en niños de 12 años y de permitir que se identifiquen estos menores en el documento de identidad y en su pasaporte con un sexo distinto al de su partida de nacimiento.
El informe se titula “El sexo legal y de cambio de sexo médico” y estudia, por encargo del Gobierno, el límite de edad para la aprobación de un cambio de sexo. En el documento se recoge, entre otras afirmaciones, que el cambio de sexo debe ser “rápido, sencillo y transparente” en el caso de los menores.
Para garantizar la rapidez del proceso, según este informe, “nadie debería tener que pasar por ningún tipo de tratamiento médico o psicológico”. Cualquiera que se quiera someter a esta operación podría hacerlo, por tanto, simplemente con manifestar su deseo de cambiar de sexo.
Según sostiene este informe, es un error que la legislación vigente en Suecia obligue a quienes quieren cambiar de sexo a pasar por un examen psicológico o médico que evalúa si la persona tiene “el género equivocado”. Tampoco se contempla en el texto la atención psicológica después de la operación, aunque son muchos los expertos que abogan por un tratamiento posterior.
Asimismo, en el documento se denomina como posible “coacción” la acción de los padres y plantea que los menores de edad, hasta los 15 años, puedan cambiar de sexo sin consentimiento paterno. También se señala como una dificultad para los jóvenes a la hora de cambiar de sexo el “ir contra las normas sociales y las ideas predominantes en una sociedad heteronormativa”.
El cambio de sexo es, para los autores del informe, “la mejor ayuda disponible en la actualidad para los transexuales” y el Gobierno debe garantizar los tratamientos quirúrgicos pertinentes y de “corrección hormonal”.
Como medidas concretas que debe llevar a cabo el Gobierno, el informe propone que a los 15 años se permita decidir a los niños si desean realizarse una operación de cambio de sexo sin el consentimiento de sus padres, para evitar posibles traumas. También se propone que los niños puedan cambiar su sexo a los 12 años, aunque sí debería exigirse la autorización de los padres.
En el caso de que sólo uno de los padres se oponga al cambio de sexo de su hijo de 12 años, el informe recomienda a las autoridades que hagan caso omiso al progenitor en oposición. La legislación debería amparar, se defiende en el documento, dar a los Servicios Sociales la potestad de decidir que sin la aprobación de un tutor, si es por “el interés del niño”.
De seguir las recomendaciones de este informe, el Gobierno sueco modificaría la legislación vigente para permitir a los niños con tan sólo 12 años de edad cambiar su sexo, y a los 15 modificar su cuerpo de forma irreversible incluso sin autorización de sus padres.
(http://www.infovaticana.com/2015/11/05/suecia-estudia-permitir-el-cambio-de-sexo-en-ninos-de-12-anos/)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada