El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

martes, 17 de noviembre de 2015

Católicos reaccionan ante video pro aborto que se burla de la Virgen María

Captura Youtube
Captura Youtube

Por Natalia Zimbrão

RIO DE JANEIRO, 15 Nov. 15 / 02:19 pm (ACI).- “Mi cuerpo, mis reglas”, es el título de un video que generó polémica en Brasil en el que se aprecia a actores conocidos en ese país promoviendo el aborto como un “derecho” de la mujer, además de cuestionar y burlarse de la virginidad de la Madre de Dios.
El video fue difundido en la víspera del estreno de la película Olmo e a Gaivota (Olmo y Gaviota), de Petra Costa, que obtuvo el premio de Mejor Largometraje Documental en el Festival de Río 2015. Durante su discurso, Costa dedicó el galardón a las mujeres que defienden el aborto como un “derecho” de la mujer, lo que le valió una gran cantidad de críticas en las redes sociales.
Según los productores de “Mi cuerpo, mis reglas”, los actores se unieron para grabar el video en respuesta a esas críticas.
“Hablar del embarazo es un tabú. Este viene de Nuestra Señora, que quedó en cinta siendo virgen. Un embarazo sin sexo, sin cuerpo, sin deseo y sin miedo. ¿Sin sexo? Este tema (de la virginidad) (es) un error de traducción. Del hebreo al griego, del arameo al hindú”, dicen los actores en el video.
Ante esto, los católicos vieron la necesidad de esclarecer la cuestión. Uno de ellos es el P. José Eduardo de Oliveira e Silva, profesor de Teología Moral y doctor por la Pontificia Universidad Romana de Santa Cruz.
“Para ayudarlos en su desconocimiento bíblico, y también para reparar la blasfemia que cometieron contra la fe cristiana, es mi deber decirles que Nuestra Señora es Virgen, y que eso no es un error de traducción”, explicó en su cuenta de Facebook.
El sacerdote cita al profeta Isaías (7,14), que afirma: “He aquí que una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y su nombre será Emmanuel”. Sobre este punto, explica que el significado literal de “la palabra original en hebreo ‘almah´ era ‘doncella’ y que se utilizaba para denominar a las jóvenes vírgenes que aún vivían con sus padres”.
También hace referencia al evangelio de Mateo (1,23), que “en su versión griega tradujo la palabra ‘almah’ por ‘partenos’, cuyo significado literal es virgen”. El sacerdote precisó que lo que los evangelistas querían decir era que este texto de Isaías se hizo realidad con el parto milagrosamente virginal de María.
¿De quién son las reglas?
Uno de los argumentos presentados en el video es el que da nombre al mismo: “mi cuerpo, mis reglas”, siguiendo la lógica feminista de que la mujer tiene pleno derecho sobre su cuerpo y que así podría decidir si quiere o no continuar con un embarazo.
Sin embargo, según el P. José Eduardo, la verdad es que estas reglas vienen de afuera. “Son las reglas de los colectivos feministas marxistas, que sirven a los intereses de los Consejos Poblacionales y a las sucursales de Fundaciones Internacionales que quieren la implantación de un gobierno mundial y la reducción de la natalidad a niveles demográficamente suicidas”.
El sacerdote indicó que los involucrados en este video “vendieron sus cuerpos a quien les pagó por eso”, para que ellos obedezcan tal regla pensando que son sus propios dueños. Pero explicó que lo que sucede es que son engañados por los promotores de esas ideas “viendo que el mejor engaño es aquel en el que el engañado se siente convencido de que no lo es, cuando está siéndolo”.
“Lo peor de esto es que, aunque tal vez ustedes nunca se hayan hecho un aborto, algún desinformado puede hacérselo por causa de ‘sus’ reglas, que no son ‘suyas’, ni nunca serán ‘de ellos’”, observó.
El P. José Eduardo también reflexionó sobre la situación del bebé en un embarazo, que en ningún momento es considerado en el video.
“Lo siento mucho por ustedes, lo siento mucho por Brasil, pero lo siento mucho más por los bebés, porque, ante tantos ‘cuerpos’, parece que ellos mismos no tienen aquellos que, de hecho, son suyos”, lamentó el sacerdote.
Añadió que “ellos son los únicos sacrificados, los únicos expropiados de todo. Ellos no tienen reglas, ¿no es verdad? ¿Entonces deben obedecer las ‘suyas’, que no son suyas?”
¿Quién está detrás de todo esto?
En un artículo titulado “Entienda por qué los actores de Globo están en campaña a favor del aborto”, publicado en el sitio web de la Casa Pro-vida Mãe Imaculada (Madre Inmaculada), el P. Silvio R. Roberto, miembro de los padres Marianos da Imaculada Conceição (MIC), explica el contexto de Brasil.
Destacó que “los defensores del asesinato de los niños están desesperados, pues su ideología de muerte está perdiendo terreno cada día más”.
El sacerdote explicó que la legalización del aborto en Brasil es un deseo antiguo de la industria abortista, que quiere ampliar su mercado y “lucrar con el sufrimiento de los niños y madres”.
Resaltó que lo medios seculares buscan que se liberalice “el aborto porque este contribuye para su proyecto de revolución cultural, cuyo objetivo es destruir los valores cristianos en la sociedad”.
También indicó que la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha trabajado para aprobar el aborto en los países miembros, con una “táctica de manipulación del lenguaje” que defiende los llamados derechos sexuales y reproductivos.
“Se sabe que, según los planes de los abortistas y por el monto del dinero que ellos invirtieron, el aborto ya debía de haber sido legalizado en Brasil por lo menos hace una década. El partido que está en el poder (Partido de los Trabajadores - PT) hace diez años se comprometió con esta legalización”, afirmó.
Mientras tanto, observa que aumenta el número de personas que están contra la legalización de esta práctica en Brasil y, “para empeorar las cosas para los abortistas, en las últimas elecciones que tuvimos para el Legislativo se formó una casa aún más conservadora, impidiendo que la legalización del aborto se apruebe como ley”.
Por estas razones, continuó el sacerdote,  los abortistas necesitan recurrir a las películas y campañas publicitarias “con la intención de ganar en la opinión pública, siempre por medio de la mentira y de la verdad a medias”.
“Si es verdad que nuestra lucha es la de David contra Goliat, pues mientras que ellos tienen los medios de comunicación, el dinero y la fama, nosotros tenemos la verdad, algo que habla directamente al corazón humano. Pero, así como ellos no descansan en cumplir con su objetivo sórdido -el asesinato- con mayor razón nosotros, los ciudadanos comunes, debemos empeñarnos por un país de una cultura de vida”, señaló.
Por otro lado, como respuesta al video, la plataforma CitizenGo lanzó una petición en rechazo a esta campaña, la cual puede ser firmada aquí.
Traducido por María Ximena Rondón. Publicado originalmente en ACI Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada