El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

lunes, 20 de enero de 2014

No a la difusión de la película Tomboy en las escuelas

La película está prohibida para menores de 10 años en algunos cantones suizos. Médicos católicos animan a movilizarse

Enmarcado en el programa Escuela y cine, pero llevado a cabo por el Centro nacional de cine y el Ministerio de Educación de Francia, algunos alumnos asistieron ya, durante el segundo semestre de 2013, al visionado de la película Tomboy, que relata la historia de Laura, una niña que se hace pasar por Michael ante sus nuevos vecinos.
 
Laura escoge este nombre en referencia a Michael Jackson, “el cantante de pop andrógino”. La película no sólo muestra una niña enredada en la mentira (se hace pasar por Michael, utiliza subterfugios para esconder su verdadera identidad), sino que además nos sumerge en el mundo de la homosexualidad (primeros besos entre Laura y su amiga Lisa) e invita a los espectadores, en palabras de la realizadora, Céline Sciamma, a “la identificación y la empatía”.
 
El objetivo declarado por los encargados de la iniciativa Escuela y cine es “favorecer la formación del juicio, el gusto y la sensibilidad”, en lo que parece bastante, de hecho, proselitismo a favor de la ideología de género.
 
Por otra parte, la película ganó en la Berlinale 2011 el Premio del jurado a los Teddy Awards (premio que recompensa las películas que tratan temas LGBT).
 
Sin embargo, la escuela no es ni debe ser un lugar de difusión de la ideología de género entre los alumnos. La Federación Internacional de Asociaciones de Médicos Católicos pidió unirse a la campaña por el cese inmediato de toda proyección de la película Tomboy en las escuelas.
 
Artículo publicado originalmente (en francés) en el blog de la FIAMC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario