El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

jueves, 4 de agosto de 2016

Caso Belén: lo mató a golpes y lo atascó en el inodoro


4.502 Personas han firmado. Ayúdanos a llegar a 5.000 firmas
El 21 de marzo de 2014, Belén (nombre supuesto)  ingresó en el Hospital Padilla con supuestos dolores abdominales. Estaba embarazada. Se levantó. Fue al baño. Dio a luz a su hijo, lo mató a golpes, hizo un nudo con el cordón, lo asfixió y rompió el cordón. Posteriormente tiró de la cadena quedando el niño atrapado en el inodoro.
Se trataba de un niño varón, de piel blanca de 8 meses de gestación, contextura física normal, un peso aproximado de 950 gramos, 36 centímetros
El examen forense que se le practicó al niño señala lo siguiente:
    • El niño sufrió traumatismo encéfalocraeano que le provocó la muerte
    • “Sufrió en vida un importante traumatismo en región fronto-parieto-temporal occipital”
    • El craneo, la cara, las mejillas y nariz presentan lesiones subcutáneas
    • Boca, orejas, oídos externos, cuello y miembros superiores e inferiores como azul como consecuencia de la falta de oxigenación (asfixia)
    • Exagerada movilidad sugestiva de traumatismo
    • La prueba hidrostática practica en sus cuatro tiempos resultó positiva. Es decir, “el bebé salió del seno materno y respiró por sus propios medios, existiendo aire en sus pulmones”
No hay duda sobre los hechos. La excusa de que no se practicó el ADN y que por lo tanto no hay prueba de que fuera de su bebé, no se sostiene. Ella misma lo reconoce tras el suceso:
“Ahí me di cuenta lo que había pasado. Yo nunca quise empujar (…)si hubiese sabido que estaba embarazada me habría cuidado”
La principal duda es fue consciente y por lo tanto responsable. La psicóloga relata “elevadísimo nivel de angustia” y “estado confusional”. La psiquiatra, “cuadro disociativo” que le genera “amnesia selectiva”.
De hecho la psiquiatra relata que durante la entrevista escuchan un bebé llorar. “Eso le generó mucha angustia”. Cuadro típico de síndrome post-aborto.
Por su parte, el psicólogo forense, después de varios tests practicados concluye “egocentrismo, y de exceso de defensa”.
Finalmente los jueces de la Cámara de lo Penal admiten la existencia de 'estado puerperal' que atenúa el delito de homicidio agravado por vínculo
Los grupos feministas, sin embargo, han emprendido una campaña propagandística para defender que Belén se encuentra en la cárcel por delito de aborto. Falso. Se encuentra en la cárcel por matar a su hijo ya nacido.
Ahora deberá de ser la Sala Penal de la Corte Supremo de Tucumán (magistrados Antonio Gandur, Antonio Estofán y Daniel Posse) los que jusguen el asunto.
¿Querés mostrar tu apoyo al Tribunal Superior de Justicia de Tucumán?
Para más información:

¡FIRMA ESTA PETICIÓN AHORA!

CitizenGO protegerá tu privacidad y te mantendrá informado/a sobre ésta y otras campañas.
Apoyo la sentencia sobre el caso Belén
Att. Sala Penal de la Corte Supremo de Tucumán (magistrados Antonio Gandur, Antonio Estofán y Daniel Posse)
Quiero mostrarle mi apoyo en las casación sobre el polémico 'caso Belén'.
Las presiones de ONGs internacionales, de la ONU y de la misma Secretaría de Derechos Humanos de la Nación parecen querer desconocer la legítima y saludable independencia del poder judicial.
Por otra parte, una lectura de la sentencia de la Cámara de lo Penal no deja duda de unos hechos horribles: golpear al bebé recién nacido y asfixiarlo con el propio cordón umbilical para posteriormente tratar de deshacerse del bebé tirando de la cadena del inodoro.
Unos hechos así de graves merecen todo el reprochesocial y moral. Y por supuesto penal.
Como también parece claro, ‘Belén’ no se encontraba en sus plenas facultades, angustiada por un embarazo que trataba de negar, por lo que me parece razonable y adecuado que se hayan aplicadoatenuantes y establecido la condena menor posible.
Les pido que se ajusten a derecho y a los hechos cuidadosamente investigados, teniendo en cuanta las pruebas y testimonios y atendiendo –como no puede ser de otra manera- al vigente Código Penal.
Atentamente,
[Tu nombre]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada