El cigoto, es decir, el ovocito fecundado por un espermatozoide, es ya una persona humana, con un acto de ser, con un cuerpo y con un alma, y por lo tanto, su primer derecho humano es el derecho a vivir

miércoles, 14 de enero de 2015

Decálogo sobre la píldora anticonceptiva


contraception pills

Muchos médicos la recetan para combatir desarreglos hormonales: ¿es lícito usarla?



La píldora anticonceptiva es un preparado de diversos componentes hormonales, que tiene como fin impedir el embarazo. Se vende ya incluso sin receta en muchos países del mundo. Muchas mujeres, entre ellas, muchas católicas creyentes a veces no muy bien informadas, la utilizan como medio de planificación familiar. En otros casos, el médico la prescribe para tratar algún tipo de enfermedad o desarreglo de tipo hormonal.

No todas las píldoras anticonceptivas actúan de la misma forma: dependerá del combinado hormonal y su proporción. 
 
La Iglesia católica siempre ha mostrado su preocupación y rechazo ante este tipo de medicamentos, puestos al alcance de las usuarias incluso sin receta, pues la mayor parte de ellos tiene un efecto abortivo (impide la anidación del embrión), y además altera el organismo de la mujer, con consecuencias que pueden ser graves.
 
Además, la idea que subyace es la de que el embarazo es una “enfermedad” que hay que “curar” con medicamentos, lo cual es contrario a la visión positiva que el cristianismo tiene sobre la maternidad y la vida.
 
¿Qué dice, por tanto, la doctrina católica sobre la píldora?
 
1. Desde un punto de vista moral, los contraceptivos nunca son lícitos si se utilizan con el objeto de prevenir un embarazo.

2. Para espaciar los nacimientos, la Iglesia propone en cambio los métodos naturales de regulación de la fertilidad, que no tienen “efectos secundarios” ni sobre la mujer ni sobre el embrión.
 
3. Sí que puede utilizarse la píldora, si su acción va dirigida a curar una enfermedad, y que tenga como efecto secundario negativo no deseado la acción contraceptiva. Pero en este caso siempre habrá que tener en cuenta que haya una proporcionalidad entre el riesgo que la enfermedad tiene y la acción negativa del efecto contraceptivo.

4. Pero en ningún caso podrá utilizar métodos contraceptivos que sean abortivos, es decir, métodos que de alguna forma impidan un embarazo dificultando la implantación del embrión, pues en este casos se estará terminando con la vida de un ser humano.

5. ¿Pero existen contraceptivos de los que se puede afirmar que son 100% anticonceptivos, es decir que con seguridad impidan un embarazo por un mecanismo no abortivo? - Ver la andadura del embrión (dia 1,2,3,4,5) y su implantación en el útero:

 
Prácticamente, solamente los contraceptivos que utilizan progestágenos que actúan a largo plazo, como el Depo-Progevera.

6. Y un consejo fundamental: nunca tome anticonceptivos por su cuenta. Los preparados hormonales pueden tener efectos secundarios incluso graves sobre la salud de la mujer (trombosis, tumoraciones, interacción con otros tratamientos, etc). Hable siempre con su médico e infórmese bien.
 
¿Qué deben saber las mujeres, especialmente las más jóvenes, cuando se utiliza la píldora del día después o de los cinco días después?

7. Desde un punto de vista médico debe saber que nunca es 100% segura y que el porcentaje de fallos depende especialmente de lo que se retrase la toma de la píldora desde el momento de la relación sexual no protegida.

8. También debe saber que no se puede utilizar reiteradamente pues ello puede tener efectos negativos para su salud, especialmente si se trata de adolescentes o mujeres jóvenes. Consecuentemente no se puede usar como método contraceptivo.

9. Desde un punto de vista moral debe saber que un porcentaje elevado de casos actúa por un mecanismo antiimplantatorio, es decir, impidiendo la implantación del embrión  (ver ilustración de la andadura del embrión) si éste ya se ha generado. Es decir que actúa por un mecanismo abortivo.

10. Desde un punto de vista social también debe saber que por el uso de estas píldoras no se ha comprobado que disminuyan los embarazos ni los abortos entre las adolescentes.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada